La piperina, ¿qué es?

Recientemente se ha descubierto que la pimienta negra no sirve solo para condimentar tus platos, sino también para quemar calorías. ¿Y cómo es que esas bolitas negras un tanto picantes te hacen adelgazar? Lo cierto es que no es precisamente la pimienta que te ayuda a perder peso, sino una sustancia llamada piperina, contenida en la corteza de la pimienta negra que tiene esas propiedades adelgazantes. De hecho justamente la piperina es la responsable del sabor picante de la pimienta.

Conforme una investigación reciente, publicada en la gaceta Journal of Agricultural and Food Chemistry, la pimienta negra, y en concreto la piperina (aquí te sugerimos un herbolario donde comprarla), contrarresta de forma activa la capacitación de nuevas células de grasa, de modo que se podría considerar la pimienta negra como una súper especia adelgazante.

De modo que hoy te vamos a contar más sobre las propiedades de esta sustancia misteriosa, dado que ha de destacar que la piperina no sirve solo para perder peso, sino ayuda a mantener una buena salud general.

La piperina interfiere con la actividad de los genes que controlan la capacitación de nuevas células de grasa, por tanto se podría decir que actúan de una forma preventiva ante la acumulación de grasa. Además de esto, reduce los niveles de grasa en la sangre. Teniendo en cuenta eso, no es de extrañar que la pimienta negra se ha empleado a lo largo de siglos en la medicina tradicional oriental para tratar trastornos gastrointestinales, dolores de diferente índole, inflamación y otros trastornos.

Naturalmente, no podemos exagerar con el uso de la pimienta negra para obtener sus propiedades beneficiosas para nuestra línea o salud, no solo porque neutralizará por completo el sabor de los platos, sino también porque no se conseguirá la máxima eficacia de la sustancia clave – la piperina. De modo que la mejor forma de proporcionar a nuestro cuerpo la dosis necesaria de piperina para aprovechar al máximo sus propiedades es mediante suplementos alimenticios. Estos suplementos se pueden encontrar en cualquier herbolario o parafarmacia. En función del laboratorio la posología podría variar, pero se suele recomendar la toma de dos cápsulas al día.

Quien iba a decir que el condimento que usas para alinear a tus chuletas también te puede ayudar a perder los kilitos que ganarás comiendo las mismas. Eso sí, no creas que comiendo chuletas con una tonelada de pimienta negra encima te hará adelgazar. Lamentablemente el mundo no es tan perfecto.